¿BUSCAS INSPIRACIÓN PARA UNA VIDA SIMPLE?

¡Suscríbete a la newsletter y recibe todas las entradas por e-mail!


 

UNA PELÍCULA PARA AMAR LA VIDA

El cine nos enseña tantas cosas… nos hace experimentar situaciones desconocidas, nos pone en el lugar del otro, nos da lecciones, nos descubre otras realidades… Por eso me gustan tanto las películas que me hacen reflexionar y me dejan pensando un rato largo. Esta sensación no me pasa a menudo pero cuando lo hace no puedo ser más feliz. Y no tiene que ver con el nivel intelectual del film: me sucedió con algunas de las películas de dibujos animados sobre medio ambiente de las que os hablé hace un tiempo y me ha vuelto a ocurrir con la comedia, más bien ligera, de la que os voy a hablar hoy: About time (o Cuestión de tiempo).

 

About time es una comedia “typical British” que trata sobre Tim, un joven que descubre un secreto familiar que le cambiará la vida: los hombres de su familia pueden viajar en el tiempo. De esta manera el inexperto protagonista entiende que puede volver atrás y remendar todos los errores, acciones desafortunadas o experiencias insatisfactorias de su existencia.

 

Sin embargo, lo maravilloso de la película es que en realidad los viajes en el tiempo son sólo el punto de partida hacia cuestiones mucho más trascendentales: si pudiera volver atrás, ¿qué cambiaría de mi vida? ¿cómo lograría que cada día contara y fuera todo lo especial que merece ser?

 

Con un plantel de actores impresionante (no me puede gustar más Bill Nighy) y lo mejor de las comedias inglesas (chistes malos, momentos romanticones, paisajes espectaculares, un mejor amigo pelirrojo y un protagonista tirando a torpe), About Time trata del completo y total disfrute de nuestra existencia, con sus buenos y malos momentos, y de la importancia de las pequeñas cosas que pasan desapercibidas en el ajetreo del día a día.

 

Y no os cuento más, porque: uno, la tenéis que ver; y dos, tengo tendencia al spoiler. Sólo os adivino una cosa: estoy segura de que cuando en la pantalla aparezca “The End” apreciaréis un poquito más el regalo de estar vivos.

 

¡No os la perdáis!

 

 

P.D. Y tú ¿ya has visto About Time? ¿Conoces alguna otra película con un mensaje similar?

4 comentarios

  1. Victor
    enero 3, 2017

    Todavía no había comentado en ningún post, no porque no me gusten, todo lo contrario, de hecho descubrir tu blog ha marcado un antes y un después en mi manera de ver las cosas, hace tiempo decidí bajarme de cierto tren que no me llevaba a ningún sitio y casualmente, al tiempo encontré tu blog.

    La historia es que he vuelto a este post en concreto dado que hoy la he visto, la conseguí hace unos días después de haber estado releyendo publicaciones pasadas que no conocía y gracias, gracias de verdad, es una película preciosa, elegante, fresca… un regalo.

    Un saludo.

    Responder
    • Alba
      enero 3, 2017

      ¡Muchas gracias Victor! No sabes qué alegría me da leer comentarios como éstos. Me alegro muchísimo de que te haya servido tanto el blog, como la recomendación, y espero que los posts te sigan interesando ¡Un abrazo fuerte!

      Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *