¿BUSCAS INSPIRACIÓN PARA UNA VIDA SIMPLE?

¡Suscríbete a la newsletter y recibe todas las entradas por e-mail!


 

PIENSA GLOBAL, ACTÚA LOCAL

El otro día hablando con supermarido sobre las diferentes maneras de mejorar el mundo desde la perspectiva medioambiental, me dijo algo que se me quedó haciendo jogging en círculos por la cabeza desde entonces: “Piensa global, actúa local”.

 

LA SOLUCIÓN A PROBLEMAS GLOBALES ESTÁ EN TU PUEBLO

Todos los días somos espectadores de problemas globales que nos preocupan y que no alcanzamos a entender del todo: el cambio climático y sus consecuencias en la subida de las aguas o en las migraciones, la superpoblación mundial, la imparable cantidad de residuos generados por el ser humano, etc.

 

El problema es que estos desafíos globales nos parecen demasiado grandes. Son para nosotros metas inalcanzables y confiamos en que otro (gobierno, ONGs, instituciones mundiales…) se haga cargo. En el mejor de los casos, tomamos iniciativas individuales, como reducir residuos, cambiar el coche por la bici, consumir de manera más consciente, etc. Iniciativas que son muy pero que muy importantes, pero que no salen de nuestro ámbito más cercano.

 

¿Te has parado a pensar qué pasaría si pensásemos que tenemos el poder para cambiar tendencias globales desde lo local?

 

LAS OPORTUNIDADES LOCALES PARA MEJORAR EL MUNDO

Ya escribí hace algún tiempo sobre las diferencias entre la vida sostenible en el pueblo y en la ciudad. Pero hubo algo que no mencioné y de lo que no me he dado cuenta hasta ahora. En los pueblos y barrios los recursos son más accesibles. Todo el mundo se conoce, hay asociaciones vecinales con años de experiencia, espacios municipales casi sin aprovechar, y generalmente, una agenda de actividades mucho más vacía que en el centro de cualquier gran ciudad.

 

Todo esto es una grandísima oportunidad para ayudar a mejorar problemáticas globales desde una perspectiva local. Por ejemplo, sabemos que el consumo excesivo de plástico es un problema ¿por qué no empezar a concienciar a los comercios del pueblo o barrio para que fomenten el uso de bolsas de un solo uso? O conocemos que el contacto con la naturaleza es muy beneficioso para ayudar a los pequeños a entender y cuidar el medio ambiente ¿por qué no proponemos un proyecto de huertas comunitarias en el colegio de nuestros hijos?

 

Hay miles de alternativas que todos y cada uno de nosotros podríamos liderar para generar un cambio positivo en nuestro pueblo o barrio. Nuevos proyectos que tendían un impacto en nuestra pequeña parcela de vida, y, en consecuencia, en el resto del planeta.

 

TÚ TAMBIÉN PUEDES GENERAR EL CAMBIO

Y si estás pensando que no tienes conocimientos o experiencia suficiente, piensa otra vez. Si en casa haces tu propio compost o vives sin plástico o tienes un huerto o todos los días evitas el desperdicio de comida o sabes hacer jabones artesanales o restaurar muebles viejos o reparar móviles. ¿No crees que ya tienes una herramienta increíble que compartir con tu barrio para hacer de este mundo un lugar más limpio? ¿Y no crees que inspirarías a otros a hacer lo mismo?

 

Lo único que nos hace falta para que empecemos a propiciar el cambio, es creer que es posible.

 

P.D. ¿Y tú? ¿Realizas alguna actividad en tu barrio o pueblo? ¿O te gustaría? ¡Cuéntamelo todo!

 

¡Compartir es vivir! Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales 😉

4 comentarios

  1. Susana
    junio 6, 2018

    Hola Alba, tu puedes estar tranquila porque haces muchísisimo cada vez que escribes y lo compartes con tus lectores/as. Desde luego, para mi eres una inspiración y te lo agradezco de corazón.

    Responder
    • Alba
      junio 11, 2018

      Muchas gracias Susana! Qué bonito leer esto 🙂 Espero poder hacer más también offline. Un abrazo!

      Responder
  2. patricia bravo
    junio 7, 2018

    Hola alba me encanta que estes aquí de nuevo pues la verdad desde que empece a leerte y me concienciaste bastante sobre todo lo que a nivel individual podíamos hacer para mejorar en estos aspectos,tengo un huerto en mi terraza que me da fresas,perejil,hiervabuena y tomates cherrys,jaja también cambiamos los botes de plástico para la pasta especies y demás de la cocina por los botes de tomate frito de cristal que vamos comprando para comer y bueno un sin fin de cambios de hecho ya tengo mi media jornada y todo para disfrutar de los mios y soy casi cero consumo absurdo,,gracias.

    Responder
    • Alba
      junio 11, 2018

      Gracias a ti Patricia por leer! Un abrazo fuerte!

      Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *