¿BUSCAS INSPIRACIÓN PARA UNA VIDA SIMPLE?

¡Suscríbete a la newsletter y recibe todas las entradas por e-mail!


 

10 TRUCOS PARA AHORRAR AGUA EN CASA

El uso consciente de los recursos es una de las primeras acciones que pasan por nuestra cabeza cuando pensamos en soluciones a los problemas medioambientales actuales. Desde reducir el consumo de plásticos y de residuos en general, hasta ahorrar en papel o conseguir una casa más eficiente energéticamente. Todas estas son acciones muy valiosas a la hora de reducir el impacto de nuestro día a día en la tierra.

 

Aquí en el norte estamos acostumbrados al agua. ¡Vaya que sí! De hecho este invierno hasta los amantes de la lluvia como yo hemos acabado hasta el moño de no ver ni un rayito de sol. Pero es cierto que el agua potable es un recurso valiosísimo que tendríamos que valorar y cuidar muchísimo más de lo que lo hacemos. Evitando el despilfarro y aprovechando cada gota. ¿Cómo? Hoy te lo contamos con estos 10 trucos para ahorrar agua en casa:

 

1. RECOGE EL AGUA FRÍA DE LA DUCHA

¿Cuántas veces dejamos el grifo correr mientras esperamos la temperatura adecuada? Con un simple balde podemos recoger todos esos litros y utilizarlos luego en el inodoro.

 

2. CÓGELE EL TRUCO A TU CISTERNA

Y hablando de inodoros (Siempre he querido decir esta frase)… ¿Sabías que tu cisterna gasta mucho más agua del que necesita? Un consejo habitual es colocar una botella de plástico dentro del cajón de manera que se llene con menos cantidad. Y puede ser una buena opción. Pero nosotros utilizamos otra mucho más fácil: cogerle el truquillo a tu cisterna. Si es de las antiguas (de las que tienes que tirar para arriba, para que me entiendas) bastará con que no dejes que el émbolo se cierre sólo, sino que lo subas y lo bajes de golpe para que la cisterna vierta sólo el agua que necesitas. Si es de las modernas (de las que tienen un botón de descarga) sólo tendras que pulsar para abrir la cisterna y pulsar otra vez cuando la quieras cerrar. Y si todo esto te parece un lío, en sólo 15 minutos y con cero conocimientos de fontanería puedes instalar una cisterna universal de doble descarga.

 

3. LLENA LA BAÑERA… SÓLO EN DÍAS ESPECIALES

Un clásico. Deja el llenar la bañera para días especiales y el resto date una ducha rápida. Además, si tienes peques, también puedes reutilizar el agua jabonosa de su bañera para el inodoro.

 

4. INSTALA SISTEMAS DE AHORRO DE AGUA

Con filtros de ahorro de agua en griferías y alcachofas reductoras de caudal en duchas, podemos ahorrar más de un 60% del agua que consumimos habitualmente. Nada mal ¿verdad?

 

5. RIEGA CON AGUA DE LLUVIA…

Puedes evitar el desperdicio de agua potable recogiendo el agua de lluvia de manera casera. Tan sólo necesitarás un caldero grande, un canalón ¡y una buena nube! Y si quieres algo más profesional, puedes encontrar sistemas de recolección de lluvia y diferentes instalaciones en cualquier tienda de bricolaje.

 

6. … O CON AGUA DE COCCIÓN

Otro método de reutilización de agua perfecto para el riego es la utilización del líquido sobrante de la cocción de verduras. ¡Tus plantas florecerán de felicidad!

 

7. LAVA LA LECHUGA EN UN BALDE

A veces tendemos (yo la primera) a limpiar las hojas de lechuga bajo el chorro del grifo porque nos parece que quedan más limpias. Cuando, en realidad, si sumergimos la lechuga en un balde, le echamos unas gotas de vinagre y las repasamos una a una quedará igual de limpia y desinfectada.

 

8. ESPERA A TENER ROPA SUFICIENTE PARA PONER LA LAVADORA

Nada de darle al “on” a la lavadora sin ton ni son. Espera a tener una buena cantidad de ropa para llenar la lavadora y aprovechar al máximo la carga de agua. ¡Ah! Y para ahorrar también energía, lava siempre en frío.

 

9. TEN SIEMPRE UNA BOTELLA DE AGUA EN LA NEVERA

Otro de los gestos habituales cuando vamos a beber agua del grifo es esperar a que se enfríe para llenar nuestro vaso, dejando que corra el agua unos segundos. La manera de evitar este desperdicio es bien sencilla. Mantén siempre una botella o jarra de cristal en la nevera. De esta manera tendrás agua fresca siempre que la necesites.

 

10. CIERRA EL GRIFO CUANDO NO LO ESTÉS UTILIZANDO

Lo más básico, y aun así, a veces se nos olvida: cerrar el grifo cuando no lo estemos utiizando: al pasarnos el cepillo de dientes, al enjabonarnos en la ducha… son momentos en los que, de verdad, no necesitamos agua. Cerremos el grifo, pardiez.

 

Estos son los 10 trucos que estamos llevando a cabo en casa para evitar el desperdicio de agua. ¡Espero que te hayan servido!

 

P.D. Y tú ¿tienes algún otro consejo para ahorrar agua en casa? ¡Me encantaría leerlo!

 

¡Compartir es vivir! Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales 😉

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *