¿BUSCAS INSPIRACIÓN PARA UNA VIDA SIMPLE?

¡Suscríbete a la newsletter y recibe todas las entradas por e-mail!


 

UNA BODA SIMPLE

Como dije antes de firmar los papeles del matrimonio, jamás pensé que algún día me iba a casar. JAMÁS. No era una de esas niñas que soñaban con un vestido blanco y un ramo resplandeciente, con una iglesia abarrotada ni con un gran banquete. De hecho era una militante anti-matrimonio antes de darme cuenta que, como dice un amigo, en asuntos personales es mejor no ser anti-nada. Si sumamos este hecho a que siempre le he dado gran importancia a la estadística, os podéis imaginar lo cerca que estaba mi anterior yo de una boda.

 

Sin embargo, ay, la vida. Te pone delante situaciones que jamás te imaginaste afrontar y toros que nunca pensaste torear. Te sacude y te hace tragarte tus propias palabras, y de repente te pone enfrente a alguien con el que, con lo que tú has sido, te casarías hasta vestida de cenicienta, con cuatrocientas damas de honor en tonos pastel y un camino marcado de purpurina. Bueno, igual no.

 

Porque no todas las bodas tienen que ser iguales, porque no todos somos iguales. Hay parejas tradicionales que provienen de familias tradicionales, hay parejas internacionales, hay parejas interculturales, hay parejas religiosas, hay parejas del mismo sexo, hay parejas con padres divorciados o familias disfuncionales ¡y hay parejas con todas esas cosas a la vez! ¿No es un poco absurdo que la celebración de un momento importante sea igual para todos?

 

Yo creo que sí. Pero no sólo yo. Parece que nuestra generación (los “millennials” nos llaman) está dispuesta a romper con lo impuesto y a hacer de ese día un momento en el que lo más importante sea, oh sorpresa, el amor. No el lugar, ni los invitados, ni las gymkanas, ni los regalos, ni los vestidos, los abalorios y los accesorios. El amor. La alegría. El momento.

 

Pero ¿cómo crear una boda así? ¿cómo organizar una boda simple? Una boda sencilla, práctica, sin pompa, a nuestro estilo, respetuosa con el medio ambiente… ¡barata! Con pocos recursos y muchos prejuicios nos enfrentamos a esta tarea las parejas que optamos por una celebración de este tipo.

 

Por eso, hoy nace Una Boda Simple, una sección en la que hablaremos de trucos, consejos y experiencias para hacer de ese día la fiesta que vosotros queréis. ¡Espero que os guste y os sea muy útil!

 

Comenzamos…

 

P.D. Y tú ¿eres un activista anti-matrimonio como mi anterior yo? ¿o estás pensando en organizar una boda simple? ¿O ya te has casado de esa manera? Si es así ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

 

*Foto de portada: Unsplash

8 comentarios

  1. Lou
    noviembre 2, 2016

    Nosotros nos casamos el año que viene y será, segurísimo, una boda simple.
    Me mantendré al loro de todo lo que compartes al respecto.
    Un abrazo preciosa y felicidades por esta nueva sección
    Lou ♥

    Responder
    • Alba
      noviembre 2, 2016

      ¡Muchísimas felicidades Lou! ¡Cuánto me alegro! Espero que te sirva y un abrazo fuerte 🙂

      Responder
  2. laila
    noviembre 2, 2016

    Se me iluminó la cara al leer el título del post: llevo 11 años con mi pareja, tenemos un niño, él se quiere casar pero yo no quiero un bodorrio y menos “a la gallega”: preboda, boda y reboda, 200 invitados, 10 platos de comida, etc. Estoy deseando leer todos vuestros consejos para darle el ” sí, quiero” a una boda simple. Yo soy una fiel defensora de llevar una vida simple en todos los aspectos, él no tanto, pero tiene tantas ganas de que pasemos por el altar, que creo que aceptará una boda simple, así que necesito más información para planteárselo. Muchas gracias! Me encanta leeros, me inspiráis en mi vida simple

    Responder
    • Alba
      noviembre 3, 2016

      ¡Hola Laila! Te entiendo perfectamente. Pero ya verás cómo hay maneras sencillas y bonitas de dar el paso que seguro que os convencen a los dos. ¡Un abrazo!

      Responder
  3. Madre3x2
    noviembre 3, 2016

    Nosotros queríamos algo sencillo y al final optamos por regalar a las familias la boda que ellos soñaban, total para nosotros lo esencial era casarnos. Fue sencilla pero con ‘demasiado’, no obstante. Si me casara hoy… Otro gallo cantaría hasta en la comida, que menudos mejunges se montan: carne, pescado, queso, huevos, dulce, pan, alcohol, patatas jaja y luego quieren que bailes!!! Seguiré con atención lo que escribes a ver si me animo a una reboda.

    Responder
    • Alba
      noviembre 3, 2016

      ¡Hola Madre3x2! Una reboda para seguir celebrando el amor es una gran idea ¡y más si os quedásteis con ganas de celebrarla a vuestra manera! Ya nos contarás si al final os animáis 😉

      Responder
  4. Mariela
    marzo 26, 2017

    Hola excelente me encanto leer esto pero no sé por dónde empezar
    Mi pareja y yo tenemos 11 años de estar juntos y dos hijas
    Y queremos casarnos y hacer una boda bonita y económica ya saben ahora tenemos prioridades y compromisos de todo tipo
    Entonces no quisiéramos hacer un mega gasto
    Pero somos perezoso los dos taan solo el hecho de pensar en el
    Gran trabajo que a de ser nos achantamos, y lo vamos prolongando q ya llevamos mucho tiempo. necesito la ayuda para realizar ese sueño.
    Saludos desde Costa Rica.

    Responder
    • Alba
      marzo 27, 2017

      ¡Hola Mariela! Es posible hacer una boda bonita, económica y adaptada a vuestras necesidades. Creo que te sería útil leer el resto de posts sobre bodas simples y estate atenta al blog porque seguiré hablando del tema. ¡Un abrazo y mucha suerte con la planificación!

      Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *