¿BUSCAS INSPIRACIÓN PARA UNA VIDA SIMPLE?

¡Suscríbete a la newsletter y recibe todas las entradas por e-mail!


 

LOS PRODUCTOS ECO QUE SEGUIRÍA UTILIZANDO AUNQUE NO ME IMPORTARA EL PLANETA (II)

Hoy retomo mi top ten de productos ecológicos que empecé la semana pasada para hablarte de esos artículos sostenibles que ya no faltarán jamás en mi casa. Aunque me de un golpe muy fuerte en la cabeza y me olvide de que algún día fui ecologista. Incluso así.

 

Pero antes de ir al lío, te recuerdo que este blog no tiene publicidad y que ninguna de las marcas que menciono ha pagado por aparecer aquí.

 

¡Vamos!

 

MI TOP TEN DE PRODUCTOS ECOLÓGICOS (SEGUNDA PARTE)

 

5. CEPILLO DE MADERA Y ESTROPAJO DE ESPARTO

Estos dos productos para limpiar la vajilla han convencido incluso a miembros de la familia que eran abonados al Scotch-Brite. El cepillo de madera es genial para limpiar sartenes y cacerolas, porque sus fibras naturales eliminan la grasa y suciedad perfectamente sin dañar la superficie. Además, su mango alargado evita que te manches en exceso para dejar reluciente el fondo de tu vajilla. Por otro lado, el estropajo de esparto viene muy bien para lavar cubiertos ¡y deja un olor a hierba recién cortada riquísimo!

POR QUÉ ES ECO:

Estos dos productos están hechos de materiales naturales como la madera o el esparto por lo que son totalmente biodegradables. Además, utilizándolos evitas que los microplásticos de los estropajos sintéticos lleguen al mar.

 

PRECIO Y DURACIÓN:

Esto es lo mejor de todo. Mientras que un estropajo sintético es realmente barato pero está hecho con materiales tóxicos, dura poco y absorbe olores fácilmente, estos dos killer de la vajilla cuestan lo mismo pero duran mucho más y oliendo igual de bien.

 

DÓNDE ENCONTRARLO:

El cepillo cuesta alrededor de 3 euros y es de la marca Redecker. No venden directamente a particulares pero puedes encontrarlo en distribuidores de la marca como SinPlástico. Y el estropajo lo podrás adquirir por medio euro en cualquier ferretería.

 

4. PERCARBONATO SÓDICO

Como comentaba en este post hace algo más de un año, me resultaba difícil encontrar una alternativa sin plástico y ecológica a la lejía para blanquear ropa. Precisamente gracias a un comentario en el post de la siempre sabia Mariana, de Cualquier cosita es cariño, descubrí el percarbonato sódico ¡y junto con el bicarbonato y el vinagre se ha convertido en mi producto de limpieza eco favorito!

 

POR QUÉ ES ECO:

El percarbonato sódico es un producto sustitutivo perfecto para la lejía, ya que está hecho de ingredientes naturales y no tóxicos. Además, si lo compras en saco de papel, evitarás el uso de plásticos de usar y tirar.

 

PRECIO Y DURACIÓN:

Los sacos de 1 kg cuestan alrededor de 6 euros. En cuanto a a la duración, contabiliza una cuchara por lavadora de blanco y algo más para manchas difíciles.

 

DÓNDE COMPRARLO:

En grandes superficies puedes encontrar percarbonato en envase plástico. Pero si, como yo, quieres evitar la utilización de plásticos, puedes comprarlo en saco de papel en tiendas online como Usar y Reusar o Planeta Huerto.

 

3. PAÑALES Y TOALLITAS DE TELA

Cuando mi peque nació, teníamos claro que íbamos a intentar utilizar pañales de tela, aunque no sabíamos cómo iba a salir el experimento. Así que nos lanzamos a ello probando con diferentes marcas ¡y nos pareció muchísimo más fácil de lo que habíamos imaginado! Así que también comenzamos a hacer nuestras propias toallitas de tela con muletón 100% algodón y agua jabonosa. 

 

POR QUÉ ES ECO:

La utilización de pañales y toallitas reutilizables evita la generación de una cantidad ingente de residuos. En concreto, una tonelada por niño según este estudio de una marca de pañales. Una tonelada de residuos que se van a quedar en la tierra ¡para siempre! ¿No es una locura? 

 

Como comenté en este post de Instagram, en los círculos residuo cero hay un debate sobre si en realidad los pañales de tela son más ecológicos, debido a la cantidad de agua y energía que se necesita para lavarlos. Y esta opinión tiene su punto de razón. Pero creo que si se utilizan los recursos de manera responsable (lavando con agua fría en ciclo eco, secando al aire e incluso reutilizando los pañales para otros niños) el impacto ambiental de la tela es muchísimo menor que el de los pañales y toallitas desechables.

 

PRECIO Y DURACIÓN:

El precio de un pañal de tela depende mucho del modelo pero más o menos oscila entre los 15 y los 30 euros. ¿Más caros que un desechable? Sí. Pero teniendo en cuenta que un paquete grande de pañales desechables de la marca más conocida cuesta unos 25 euros, a la larga salen mucho mejor de precio. Y en cuanto a duración, ¡ni punto de comparación! Los pañales desechables duran unas horas (o unos minutos si a tu bebé le gusta sorprenderte nada más le cambias el pañal), mientras que los de tela duran años.

 

DÓNDE COMPRARLO:

En nuestro caso, y después de probar diferentes modelos, nos decidimos por pañales del tipo “todo en 2” que disponen de un cobertor y un absorbente que se separan para facilitar el secado. Son de la marca Pop-in y los adquirimos en Culitos de tela. Pero hay multitud de tiendas físicas y online de puericultura donde podrás probar y encontrar unos de tu gusto.

 

2. COPA MENSTRUAL

En este post ya os hablé largo y tendido de las ventajas de la copa menstrual para el medio ambiente, nuestra salud y nuestros bolsillos. Información que creo que todas las mujeres deberían conocer.

POR QUÉ ES ECO:

La copa menstrual evita toneladas de residuos no reciclables ni reutilizables provenientes de las compresas y tampones desechables. Productos que los miles de millones de mujeres del mundo utilizamos una vez al mes.

 

PRECIO Y DURACIÓN:

El precio varía según la marca, pero ronda los 20 euros. Y si a eso le sumamos que cada copa dura alrededor de 10 años, ¡te puedes hacer una idea del ahorro!

 

DÓNDE ENCONTRARLO:

Hay cientos de marcas que puedes encontrar online o directamente en farmacias. Seguramente te encuentres con diversas experiencias y yo te recomendaría que escuchases opiniones de amigas y conocidas antes de decidirte por un modelo. Si te sirve, después de una experiencia un poco mala con una copa comprada en farmacia, mi favorita, mi one and only, es Naturcup.

 

1. LA BICICLETA

Vale, igual no es un producto “eco” como tal, pero para mí ¡la bicicleta es el mejor producto amigo del medio ambiente que existe! (De ahí esta oda a la bicicleta). Y es que no sólo evita emisiones, sino que te enseña la ciudad (o el pueblo) desde otra perspectiva, te aporta libertad de movimientos, te obliga a hacer ejercicio y te dibuja una sonrisa en la cara cada vez que la utilizas. ¿Se me nota mucho la adicción bicicletera?

 

POR QUÉ ES ECO:

La bicicleta es un medio de transporte que no necesita de combustibles fósiles ni energía para funcionar. Sólo hacen falta de un buen par de piernas y te llevará al fin del mundo.

 

PRECIO Y DURACIÓN:

Depende mucho del modelo de bici que escojas: de paseo, de carreras, plegables, de montaña… Lo que está claro es que si la cuidas bien y con unas reparaciones de vez en cuando, ¡tu bici te puede durar toda una vida!

 

DÓNDE ENCONTRARLO:

En tiendas locales, en centros comerciales, en el garaje de tus abuelos, en aplicaciones de segunda mano… Las posibilidades son infinitas.

 

 

Pues bien, hasta aquí mi recopilatorio de los 10 productos sostenibles que seguiría utilizando aunque no me importara el impacto de mis acciones en el planeta. ¡Espero que te haya gustado, y si no conocías alguno, te hayas animado a probarlo!

 

P.D. Y tú ¿cuáles son tus imprescindibles eco?

 

Quizá te interese:

Que el plástico no te sorprenda: cómo evitar los desechables fuera de casa

Higiene personal y cosmética sin plásticos ¡Es posible!

Trucos para mantener tu casa limpia y libre de plásticos

¡A la compra! Cómo conseguir una despensa sin plástico

 

¡Compartir es vivir! Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales 😉

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *